Política anti-spam

Ningún correo electrónico no solicitado en la bandeja de entrada de tus destinatarios. La política anti-spam de Spotler evita, en todo momento, que los usuarios de MailPlus envíen o reciban correos electrónicos no solicitados.

¿Qué es spam?

El envío de spam está prohibido en virtud del artículo 11.7 de la Ley de Telecomunicaciones. La Autoriteit Consument en Markt (autoridad de vigilancia en materia de consumo y mercados) supervisa el cumplimiento de dicha ley de forma independiente. A partir de 2012 entró en vigor el nuevo código Code Email, que formará parte del código de publicidad neerlandés. Por lo tanto, la aplicación será llevada a cabo por la comisión de dicho código de publicidad. En primer lugar, es importante conocer la definición de spam.

Al igual que para las demás empresas holandesas del sector, nuestra definición de spam es la siguiente: “Spam es el envío masivo de correo electrónico no solicitado”. En este caso, ‘masivo’ significa ‘cantidades grandes’ y ‘no solicitado’ significa ‘sin permiso’.

Spotler y spam

Aunque esta definición relacione el spam con las grandes cantidades, creemos que la cantidad de correos enviados por mailing no importa. En nuestra opinión, también los mailings más reducidos pero realizados sin permiso se deben denominar spam. Lo más importante es que se haya obtenido permiso para el envío mediante un proceso de confirmación opt-in. Si una persona no ha dado su consentimiento de forma proactiva, no se le pueden enviar mailings. Además, nosotros creemos en los permisos. Para diferentes servicios informativos se necesitan diferentes permisos. Un correo informativo o un mensaje de servicio es algo muy distinto a un mailing publicitario o de promoción. Por esta razón, nosotros trabajamos con permisos.

¿A quiénes nos podemos dirigir según esta política anti-spam?

Todo el que reciba un correo electrónico procedente del software de Spotler tiene que haber dado su consentimiento claro y verificable. Esto se puede hacer de las siguientes maneras:

  • Un formulario de suscripción o una ventana emergente en el sitio web o en la tienda web, en que el destinatario se haya registrado mediante un proceso de confirmación opt-in y que indica claramente la frecuencia con que se utilizará la dirección de correo electrónico y para qué propósitos (permiso).
  • Una casilla marcada en un formulario por el destinatario. Esta casilla solo se puede haber marcado en procesos de pedido anteriores. Se debe indicar claramente que el destinatario da su permiso para informarle sobre un tema específico. No se obtiene ningún permiso mediante la mención en los términos y condiciones generales o en una declaración de privacidad.
  • Al obtener datos a través de actividades offline (en una feria, por teléfono, entregando una tarjeta de visita o en una tienda), se debe explicar con claridad al destinatario que su dirección de correo electrónico se utilizará para servicios informativos online del remitente y dar su consentimiento expreso marcando una casilla en la tarjeta de respuesta o manifestando claramente que el destinatario da su consentimiento para tal actividad.
  • También a los clientes que hicieron alguna compra al remitente en el último año se les puede enviar correo electrónico. Sin embargo, en este caso, se debe haber indicado claramente durante el proceso de compra que la dirección de correo electrónico puede ser utilizada para servicios informativos online que tienen relación con el producto o con productos similares del remitente.

¿Qué debe contener un correo electrónico para no parecerse a spam?

Además de que cada correo enviado desde el software de Spotler se dirige a destinatarios que previamente han dado su consentimiento, el correo electrónico mismo debe contener, al menos, lo siguiente:

  • Una identidad real del remitente, incluyendo una dirección de correo electrónico válida. No se permite una dirección no-reply.
  • La identidad real y la información de contacto, incluyendo una dirección postal válida, de la persona en nombre de quien se envía el correo electrónico.
  • Un enlace claramente visible a un proceso de cancelación de suscripción sencillo y operativo que elimina al destinatario inmediatamente de la lista de correo.

Transgredir nuestra política anti-spam

Si Spotler tiene motivos para asumir que se actúa en contra de esta política anti-spam, se reserva el derecho de tomar medidas inmediatamente. Esto puede incluir la finalización o suspensión temporal de una campaña en curso, hasta identificar y aclarar el motivo de la queja. En tal caso, Spotler tiene derecho a privar de su software a los usuarios que hayan transgredido la política anti-spam.

Modificaciones en la política anti-spam

Spotler se reserva el derecho de realizar cambios en esta política anti-spam. Los posibles cambios se verán reflejados en esta página. Los cambios más recientes datan 19 de octubre de 2017.

Para preguntas con respecto a esta política anti-spam, puede ponerse en contacto con Spotler.

El uso que hacemos de las cookies es para mejorar la facilidad de uso de nuestro sitio web. Además, nos permite proporcionarle contenido específico, en nuestros sitios web, a través de nuestros otros canales y otros medios. Guardamos su elección para que no vea esta pregunta cada vez que visite nuestro sitio web. Además de aceptar las cookies, también puede gestionarlas a través de "Configuración de cookies".
Aceptar cookiesConfiguración de cookies