Test A/B: clave para que tu email triunfe

Dentro del e-mail marketing, las pruebas test A/B es un fenómeno bien conocido. Aun así, no todos los profesionales del marketing por correo electrónico realizan el test A/B. En esta publicación, puedes saber porque es tan importante dedicar un poco de tiempo a esta herramienta.

¿Qué es el test A/B?

Para comenzar: ¿Qué es en realidad las pruebas A/B? En una prueba de test A/B, se hacen dos variantes de un mensaje. Parte del grupo objetivo recibe la variante A, mientras que la otra parte recibe la variante B. Durante un período que se debe establecer, se registra qué variante obtiene mejores puntaciones. Después de la duración de la prueba, los otros contactos del grupo objetivo reciben el mensaje que ganó la prueba.

¿Por qué las pruebas A/B?

Medir es saber. Mediante la realización de pruebas A/B, podrás conocer a tu público objetivo. Cuanto más sepas sobre el comportamiento de público objetivo, mejor se podrá adaptar el email a este público objetivo. Si has estado enviando correos a tus clientes de la misma manera durante años, es muy probable que un pequeño ajuste en el envío, se pueda generar una gran ganancia. Incluso si los resultados de un correo no son malos, cada email se puede mejorar. Al realizar pruebas divididas, descubres dónde está esa mejora. A pesar de que los resultados de un envío de correo no son malos, se puede realizar una mejora en cada envío. Al realizar pruebas divididas, descubres dónde está esa mejora.

¿Qué puedo probar entonces?

Hay muchos elementos en los que se puede probar un mensaje de correo electrónico. Esto varía desde la apariencia hasta el contenido de un mensaje.

  1. Asunto: El ajuste de un asunto afecta directamente a la relación de apertura.
  2. Remitente: El nombre del remitente indica que el mensaje proviene de su organización e inspira confianza. Esto tiene un efecto en la relación de apertura.
  3. La hora de envío: Al enviar un mensaje en dos momentos diferentes, se puede ver cuando tu público objetivo está activo.
  4. Diseño: Por ejemplo, juegua con las imágenes para ver qué tipo de imagen tiene un efecto positivo en la relación de conversión.
  5. Texto del CTA: El CTA se encarga de la mayoría de las conversiones, esto también se puede jugar con él. ¿Es mejor elegir un botón o funciona mejor un hipervínculo en el texto?

PruebasAB

A continuación, se presenta un ejemplo de test A/B. Una parte de cada email ha sido modificada. ¿Cuál elegirías? Lo que realmente funciona mejor depende de tu público objetivo y del tipo de correo electrónico. No existe una regla general para ello.

Ejemplo

Spotler prueba AB correo studystore

Selecciona esta opción para ajustar siempre un elemento por prueba. Sólo entonces es posible determinar después de una prueba qué efecto tiene o no ha tenido esa parte.

Siempre verifica una prueba A/B con anticipación

Parece una puerta abierta, pero aún así es muy importante: compruebe una prueba de división mucho antes de enviarla. Una prueba dividida puede ser bastante laboriosa y rápidamente se produjo un error. Por ejemplo, un mayorista de productos electrónicos ha realizado una prueba de división en la que informa a los clientes existentes sobre la siguiente acción; pide una aspiradora en un plazo de 24 horas y recibe un juego gratuito de bolsas de aspiradoras. Sin embargo, el mayorista había establecido que la prueba duraría 24 horas. La prueba se realizó correctamente y después de 24 horas se envió el correo electrónico con la oferta a los demás contactos del grupo objetivo. Sin embargo, la oferta sólo duró 24 horas y, por lo tanto, ya había expirado.

Es muy importante comprobar el Test A/B con bastante tiempo de antelación, antes de enviarla. Una prueba de división (prueba A o B) puede ser bastante laboriosa y compleja. Además, es muy fácil que se producen errores. Por ejemplo, un comerciante de productos electrónicos ha realizado una prueba A/B de email en la que se informa a los clientes existentes sobre la siguiente acción: “pide una aspiradora en un plazo de 24 horas y recibe un juego gratuito de bolsas de aspiradoras”. Sin embargo, el comerciante había establecido que la prueba duraría 24 horas. La prueba se realizó correctamente y después de 24 horas se envió el correo electrónico con la oferta a los demás contactos de público objetivo. La oferta sólo duró 24 horas y, por lo tanto, ya había expirado.

¿Cuánto dice una prueba?

La prueba de división A/B no es en sí misma una garantía de un mejor resultado. La fiabilidad de la prueba depende del tamaño del grupo de prueba y de la diferencia de conversión entre las variantes A y B. Si las diferencias son demasiado pequeñas, puede ocurrir que el envío hacia el resto del grupo no funcione como se esperaba. En ese caso, la prueba se basó en el azar y el resultado no se repite. Todo esto tiene que ver con la significación estadística. Si quieres empezar con la prueba A/B (automática), te recomendamos que profundices en este tema.

En Spotler es posible dividir automáticamente las pruebas en varias partes de un mensaje. En la interfaz fácil de usar, se puede seleccionar los componentes sobre los que se desea realizar pruebas. Spotler se encarga de la gestión posterior: el correo electrónico ganador se envía automáticamente al resto del grupo. Todos los resultados de las pruebas están disponibles en un extenso informe.

La realización de pruebas de división A/B te ayuda a conocer bien a tu público objetivo y a acercarte a él de la forma más eficaz posible por correo electrónico. La realización de la prueba lleva algún tiempo, pero se puede hacer que un email rinde considerablemente más. Y sé sincero: ¿Quién no quiere un mayor rendimiento con un poco de esfuerzo?

Puedes encontrar más información en nuestra guía “Más eficiencia con el Test A/B”.

Redacción escrita por Spotler Holanda


Compartir esto en línea, elija su plataforma

El uso que hacemos de las cookies es para mejorar la facilidad de uso de nuestro sitio web. Además, nos permite proporcionarle contenido específico, en nuestros sitios web, a través de nuestros otros canales y otros medios. Guardamos su elección para que no vea esta pregunta cada vez que visite nuestro sitio web. Además de aceptar las cookies, también puede gestionarlas a través de "Configuración de cookies".
Aceptar cookiesConfiguración de cookies